Recientemente, Europa Press se ha hecho eco de un estudio realizado por Apertia en colaboración con el Centro de Psicología Álava Reyes, cuyo principal resultado indica que las personas que acuden a tratamiento psicológico logran una mejoría significativa, experimentando un mayor bienestar psicológico, en un plazo medio de seis meses.

En concreto, para este estudio, se ha contado con un total de 110 casos clínicos atendidos en dicho centro de atención psicológica, de lo cuales, la mayoría eran mujeres (69%) con una edad media ligeramente inferior a la de los varones (38 y 41 años, respectivamente).

Al analizar esta muestra de pacientes, se encontró que el 92% del total de las personas atendidas mostraron una mejoría clínicamente significativa, definida como la reducción del malestar y un manejo más adecuado de los problemas por los que habían acudido a terapia, seis meses después del inicio del tratamiento psicológico. Así mismo, también se registró un incremento del bienestar psicológico, puesto que estos pacientes indicaron que su nivel de felicidad era mayor, que la confianza en sí mismos había aumentado, al igual que su nivel de optimismo y de satisfacción personal. En relación con la evolución del cambio, según se subraya en la noticia, parece que la mayor tasa de mejoría se alcanzaría a lo largo de los primeros tres meses, puesto que es cuando la persona aprende a "conocer e identificar sus puntos débiles (...) adquiriendo nuevas herramientas" más eficaces para el manejo y el afrontamiento de sus problemas. Después de estos primeros meses, los cambios logrados comenzarían a consolidarse y, aunque se detectan incrementos en cuanto a dicha mejoría, la velocidad de ésta sería menor. 

Estos datos, que, en general, se encuentran en la línea de otros estudios empíricos realizados sobre la eficacia de los tratamientos psicológicos, contrastan con otra noticia sobre el XXVIII Congreso Nacional de Enfermería de Salud Mental, también publicada por Europa Press en el mes de abril, en la que se indica que el consumo de fármacos antidepresivos se ha triplicado en nuestro país en la última década, suponiendo el 47% del gasto farmacéutico total en salud mental. Sin embargo, el 80% de los pacientes abandonan el tratamiento psicofarmacológico, tal y como se recoge en un estudio publicado por el equipo de Catalina Serna en la revista European Psychiatry. En consecuencia, parece plausible concluir que, según apuntan la mayoría de los datos, los tratamientos psicológicos no sólo muestran adecuados niveles de eficacia, sino que también presentan buenos niveles de eficiencia, puesto que son más baratos y presentan mejores índices de adherencia terapéutica, lo que, en definitiva, repercute en la calidad de vida de las personas.

Fuentes:

Catalina Serna, M., Cruz, I., Real, J., Gascó, E. y Galván, L. (2010). Duration and adherence of anti-depressant treatment (2003 to 2007) based on prescription data base. European Psychiatry, 25, 206-213.

Europa Press (16 de abril de 2011). Los pacientes que acuden al psicólogo tardan seis meses en recuperar emocionalmente el control de sus vidas.

Europa Press (abril, 2011). Se triplica el consumo de antidepresivos en diez años en España.

Artículos Relacionados
EL CONSUMO ABUSIVO DE PSICOFÁRMACOS EN ESPAÑA
8 DE CADA 10 PACIENTES CON DEPRESIÓN ABANDONA LA MEDICACIÓN
UN NUEVO MÉTODO PARA FACILITAR LA ACEPTACIÓN DEL PROBLEMA Y FOMENTAR EL CAMBIO TERAPÉUTICO