La diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, presentó, el pasado 14 de febrero de 2012, una Proposición No de Ley (PNL) en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados en la que insta al Gobierno a que impulse la creación de las especialidades de Psicología Clínica de Infancia y Adolescencia y de Psiquiatría del Niño y del Adolescente.

Según se recoge en dicho texto, España es uno de los tres países en la Unión Europea que aún no cuenta con un reconocimiento oficial de estas especialidades y, por tanto, no existe un plan formativo oficial (vía MIR o PIR) ni se dedican recursos suficientes para atender a este colectivo, lo que supone un grave perjuicio para la calidad de la atención que se presta a los niños y a sus familiares.

En relación con la especialidad de Psicología Clínica, Ana Oramas ha señalado que las necesidades actuales del sistema sanitario y las prestaciones establecidas por la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, hacen que los seis meses de rotación específica en los dispositivos de salud mental de niños y adolescentes que incluye el Programa Oficial de Formación de Especialistas en Psicología Clínica (PIR), sean totalmente insuficientes para garantizar una atención adecuada.

La creación de las especialidades en psicología y en psiquiatría infanto-juvenil, que solicita la Proposición No de Ley de Coalición Canaria, viene a recoger una antigua reclamación que, desde el año 2004, han venido haciendo organismos internacionales (como la Comisión Europea) y sociedades profesionales y asociaciones de familias de niños con trastorno mental de nuestro país.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos ha manifestado en diferentes ocasiones la necesidad de potenciar la salud psicológica infanto-juvenil sobre la base de profesionales sanitarios debidamente cualificados y de decisiones clínicas basadas en la evidencia científica, por lo que la propuesta de Coalición Canaria, en caso de ser aprobada, supondrá un importante avance en la atención que se presta actualmente a este colectivo. Tal y como recomiendan las principales guías de práctica clínica, tanto internacionales como nacionales, los tratamientos psicológicos juegan un papel protagonista en el abordaje de los trastornos mentales en la infancia y adolescencia. La terapia psicológica es el tratamiento de primera elección (por encima del farmacológico) para el abordaje de la depresión, los trastornos de ansiedad y los trastornos de eliminación infanto-juveniles. En el caso del trastorno por déficit de atención con hiperactividad, los estudios científicos señalan que el tratamiento farmacológico debe ir acompañado siempre de terapia conductual, ya que esta modalidad combinada es la que obtiene los mejores resultados (más información aquí).

La Proposición No de Ley de la diputada de Coalición Canaria está pendiente de ser debatida en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, por lo que Infocop continuará informando sobre los avances de dicha propuesta.

Fuente:

Europapress