Ramón Vilalta

Vocal del COP y coordinador de la División de Psicología Jurídica del COP

El pasado 29 de agosto de 2012, quedó constituida la Asociación de Psicólogos Forenses de la Administración de Justicia (APF), cuyo objetivo es contrarrestar los problemas detectados en este ámbito de la psicología.

La Administración de Justicia comenzó a contratar psicólogos en plantilla en el año 1983, como una experiencia piloto en los primeros Juzgados de Familia que nacieron tras la aprobación de la ley de divorcio (30/81). De manera paulatina, se ha ido consolidando la presencia de los psicólogos en distintas jurisdicciones y destinos, habiendo actualmente más de 300 psicólogos forenses repartidos por toda la geografía española.

La gran diversidad de adscripciones (Juzgados de Menores, de Vigilancia Penitenciaria, de Violencia sobre la mujer, de Tutelas e Incapacidades y un largo etcétera), junto con la dispersión geográfica y dependencia funcional, ya que 12 Comunidades Autónomas han asumido las competencias en Justicia y con ellas el personal a su servicio, ha generado una serie de limitaciones en el desarrollo del ejercicio profesional de los psicólogos forenses.

Todo esto ha provocado una condición individualizada del ejercicio de estos psicólogos, que ha llevado a una diversificación interprofesional en la práctica forense, a una dificultad para concretar un corpus científico y documental de esta disciplina, sumándose la falta de regulación legal de su trabajo.

Teniendo en cuenta todas estas dificultades, se consideró la importancia de trabajar de manera coordinada y con unas líneas de intervención consensuadas, creándose así la APF, cuya Junta Gestora la componen: Milagros de Campo Cámara, Nieves Marí Costa, Rocío Gómez Hermoso, Rebeca Gómez Martín, José Ramón Juárez López, Maxime Winberg Nodal, y Mª José Catalán como presidenta.

El trabajo de la Junta Gestora en estos momentos se está dirigiendo a la divulgación del proyecto entre todos los psicólogos de la Administración de Justicia para que formen parte de la APF, contagiándolos de esta necesaria unión que fortalezca el desarrollo de su labor como psicólogos forenses. Y por otra parte, a la divulgación externa, informando del proyecto a Organismos e Instituciones dentro del ámbito de la psicología, así como en el marco de todos los operadores jurídicos que comparten el trabajo con los psicólogos (jueces, fiscales, abogados, policía judicial, médicos forenses, educadores, trabajadores sociales,…).

Entre los objetivos más importantes que pretende abordar la Asociación de Psicólogos Forenses de la Administración de Justicia cabe señalar:

  • Expandir la implantación del psicólogo forense a otras jurisdicciones, a la vez que valorar y trabajar en su integración como cuerpo profesional.

  • Afianzar su campo de intervención psicológico, compartiendo con otras profesiones el asesoramiento conjunto desde las diferentes perspectivas a las demandas judiciales, pero también dejando claro que son los psicólogos los que tienen la facultad y los conocimientos para todos aquellos aspectos relativos a la conducta humana.

  • Ahondar en los conocimientos y en el desarrollo de técnicas e instrumentos que resulten útiles, promocionando la investigación en colaboración con las Facultades de Psicología, incidiendo en aquellos aspectos que resulten necesarios para avanzar en conocimiento científico.

  • Buscar la excelencia de la intervención pericial, promocionando protocolos y guías de buenas prácticas. Aunar criterios de evaluación y de toma de decisiones.

  • Constituirse como asesores y participar en la formación de otros operadores jurídicos a fin de que conozcan el alcance y desarrollo del psicólogo forense.

  • Aunar criterios y promocionar el avance de esta disciplina en sus materias, como son: la valoración del riesgo, los sistemas específicos de entrevista forense, la credibilidad en materias diferentes del abuso sexual infantil, el análisis de las alternativas de custodia, con la valoración de la custodia compartida o la introducción de alternativas como la mediación.

Finalmente, entre los objetivos de cara al propio colectivo, esta asociación busca poder contar con una formación científica continuada y con un desarrollo técnico adecuado; salvaguardar y representar los intereses profesionales del colectivo; y promover, a través de trabajos científico-técnicos, la reducción de la variabilidad interprofesional en la práctica forense, unificando criterios de actuación y toma de decisiones basados en evidencias científicas.

Para contactar con esta asociación se puede hacer a través del correo electrónico: apforense2012@gmail.com

Artículos Relacionados
Los Informes Psicológicos Forenses detectan en un 94% los casos de peligrosidad y reincidencia de los penados por delitos graves
PRESENTACIÓN DE LA GUÍA SOBRE LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA FORENSE DE LOS FACTORES DE RIESGO DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER EN LAS RELACIONES DE PAREJA (VCMP)
SE ESTÁN DANDO PRÁCTICAS QUE SE ALEJAN DE LAS GARANTÍAS CIENTÍFICAS Y JURÍDICAS EN EL ÁMBITO FORENSE- ENTREVISTA AL RESPONSABLE DEL ÁREA DE PSICOLOGÍA JURÍDICA DEL COP
EL COP DENUNCIA ANTE EL MINISTERIO DE JUSTICIA ANOMALÍAS DERIVADAS DE LOS PROTOCOLOS DE VALORACIÓN DE VIOLENCIA DE GÉNERO
EL DECANO DEL COPM, GALARDONADO CON EL PREMIO IBEROAMERICANO DE PSICOLOGÍA JURÍDICA Y FORENSE 2010
RAMÓN ARCE FORMA A LOS PSICÓLOGOS DE LAS PALMAS EN LOS PERITAJES PSICOLÓGICOS FORENSES