La situación económica española está provocando que niños y niñas estén en situación de pobreza, hecho que está privándoles de oportunidades educativas. Con motivo de esta situación, Save The Children ha elaborado el informe: “Iluminando el futuro. Invertir en educación es luchar contra la pobreza infantil”.

En este informe, Save the Children se centra en la educación y en la necesidad de que las políticas educativas garanticen la equidad para quienes están en situación de exclusión social, es decir, que el gobierno asegure que todos los niños y las niñas, independientemente de las diferencias socioculturales y socioeconómicas, tengan igual acceso a la adquisición de conocimientos y destrezas. La equidad educativa debe servir como instrumento para compensar las diferencias y permitir que todas las personas puedan disfrutar de su derecho a la educación en igualdad de oportunidades.

Este trabajo pretende potenciar un cambio en la tendencia actual de las políticas de infancia. Según el documento, para reducir las desigualdades, es mucho más efectivo invertir en la infancia que en cualquier otro grupo de edad. En todos los países europeos, incluido España, el riesgo de pobreza o exclusión social entre las niñas y niños está fuertemente ligado a su nivel educativo y al de sus padres.

A lo largo del texto se explican las variables que obstaculizan el proceso de aprendizaje de los niños, que condicionan su vida como adultos y que provocan, lo que se denomina, pobreza educativa. Expone cómo en una sociedad donde cada vez es mayor el peso que tiene el conocimiento, si no se abordan problemas como el abandono escolar, la repetición, el absentismo, etc., la pobreza educativa terminará siendo sinónimo de pobreza y exclusión social. El hecho de que algunos costes de la educación (libros de texto, material escolar, etc.) recaigan en las familias, cuando éstas no pueden asumirlos, quiebra el principio de igualdad de oportunidades y gratuidad de la educación. La situación socioeconómica de las familias no debería condicionar el acceso de los niños a los conocimientos y competencias que les aporta la educación.

Según indica Save the Children, actualmente en España, uno de cada tres estudiantes, a los 15 años, ha repetido curso al menos una vez; alrededor del 30% de los estudiantes de secundaria no obtiene el graduado de la ESO; y la tasa de abandono escolar temprano es del 23,5%, casi el doble de la media europea (12%). A pesar de estos alarmantes datos, entre 2007 y 2013 la inversión en políticas de educación ha disminuido de manera importante en todas las comunidades autónomas, y como consecuencia, el gasto medio por hogar en educación de las familias se ha incrementado.

Además, este trabajo dedica un capítulo a la descripción de la actual panorámica de la educación en nuestro país, con un análisis de las políticas que desarrollan las comunidades autónomas. El informe presenta un Índice de Equidad Educativa que analiza catorce factores relacionados con la calidad del acceso a la educación en el ámbito escolar y con la participación de los niños en actividades culturales y de ocio fuera de la escuela. Tan sólo País Vasco presenta valores muy altos de equidad educativa; Madrid, Cataluña, Navarra y Aragón, presentan valores altos; Baleares, Comunidad Valenciana, Galicia, Castilla y León, Asturias, Cantabria y La Rioja, valores medio bajos; Ceuta, Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y Murcia, valores bajos; y Canarias y Melilla valores muy bajos.

Teniendo en cuenta estos datos, Save the Children insiste en que la inversión en políticas de equidad educativa es la inversión social más rentable. Estas deben acoger medidas de prevención, intervención y compensación de las desigualdades sociales que aborden de manera directa los obstáculos socioeconómicos que impiden o dificultan que los niños desarrollen al máximo sus potencialidades, asistan a la escuela o terminen sus estudios. Las políticas de equidad educativa no solo garantizan el derecho a la educación sino que ponen los medios necesarios para revertir los ciclos de desventaja social que en la actualidad afectan a los casi tres millones de niñas y niños que en nuestro país se encuentran en situación de pobreza o exclusión social.

Se puede consultar el Informe completo en el siguiente enlace:

Iluminando el futuro. Invertir en educación es luchar contra la pobreza infantil

Artículos Relacionados
Los jóvenes con mayor formación tendrán más oportunidades de empleo en el futuro, según un estudio
El sector educativo analiza las ventajas de crear una Orientación Educativa Psicológica-Conclusiones del X Desayuno de Infocop
Los representantes de la Psicología proponen la creación de una Orientación Educativa Psicológica
Creatividad en la educación, educación de la creatividad-VIII Cuaderno Faros
El sector educativo reclama la necesidad de profesionalizar los servicios de orientación educativa - Conclusiones del IX Desayuno de Infocop
Acoso escolar y Ciberacoso: Propuestas para la acción, nuevo informe publicado por Save the Children