UNICEF, agencia de las Naciones Unidas que trabaja para defender los derechos de la infancia, ha analizado el Bienestar Infantil en España a través una serie de indicadores básicos sobre la situación de los niños y niñas en nuestro país, agrupados por dimensiones de bienestar. Gracias a estos indicadores se muestra de manera rigurosa y clara cuáles son las prioridades, las tendencias y las inequidades a abordar para mejorar el cumplimiento de los derechos del niño y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El objetivo de este informe es contribuir a que la infancia sea una prioridad en las políticas sociales para conseguir un buen nivel de bienestar entre los pequeños y asegurar la equidad educativa. Se abordan aspectos tan importantes como educación, salud, protección o bienestar material.

Según los datos obtenidos, las mediciones referidas a la educación, en general, han mejorado. Por ejemplo la tasa de abandono escolar temprano ha disminuido del 28,2% al 20% actual; o los porcentajes de alumnos que completan la Educación Primaria y la Educación Secundaria Obligatoria, están experimentando ligeras subidas en los últimos años.

Si tenemos en cuenta los datos de hábitos de consumo de los adolescentes, los resultados no son buenos: tanto el consumo de alcohol como el de cannabis, entre los adolescentes de 14 a 18 años, ha aumentado en los últimos años.

Todos los indicadores de bienestar material también muestran que la situación está empeorando: existe un mayor porcentaje de niños en riesgo de pobreza o exclusión social, también aumenta el porcentaje de niños en riesgo de pobreza relativa, y casi se ha duplicado el porcentaje de niños que viven en hogares con privación material severa; llegando a un 21,4% de niños que viven en hogares que sufren pobreza crónica.

Otro aspecto importante es el bienestar subjetivo. A este respecto el 91% de los niños de 11 a 18 años consideran que su estado de salud es excelente o buena; valoran con una nota de 7,6 sobre 10 este momento de su vida; y el 16,3% declara haber tenido bajo estado de ánimo en los últimos meses. Cabe destacar que los datos subjetivos de los adolescentes con respecto a la amabilidad y servicialidad de sus compañeros de clase han empeorado con respecto a mediciones anteriores, llegando a tasas en torno al 40% los que consideran que sus compañeros no se comportan de esta forma.

Según Unicef, la importancia de medir todos estos datos radica en cuestiones como que es necesario identificar a los niños más vulnerables, permite planificar políticas públicas equitativas, evalúa el cumplimiento de los derechos de los niños, y sobre todo, argumenta que para cambiar algo, primero hay que medirlo.

Algunos de los datos obtenidos se pueden ver resumidos en el siguiente documento:

Bienestar Infantil en España 2016

Si se quieren consultar todos los indicadores desgregados, se puede hacer en la siguiente Web:

Infancia en Datos

Artículos Relacionados
Beneficios de implementar Programas para la Salud y el Bienestar en el ámbito laboral
Prevenir el aislamiento de las personas mayores, estándar de calidad del NICE
La Psicología es fundamental en el campo de la Inteligencia Emocional-Entrevista a N. Lizeretti
Guía del NICE para la independencia y bienestar mental de las personas mayores
España sigue bajando puestos en el ranking mundial de bienestar de las personas mayores
Bienestar psicológico infantil
El bienestar psicológico de padres de niños con autismo
La salud mental y el bienestar, prioritarios dentro de los objetivos para el desarrollo sostenible