Como ya informó Infocop Online, el pasado mes de abril, la Red por un Enfoque Integral en las Conductas Adictivas (REICA) –integrada por el Consejo General de la Psicología, la Asociación Proyecto Hombre, la Sociedad Española de Toxicomanías (SET) y la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD)-, presentó al delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas un documento, a través del cual se hacía un llamamiento público en defensa de un modelo de atención integral biopsicosocial en adicciones, basado en la evidencia científica, como alternativa a la propuesta emergente que propugna un modelo biológico reduccionista, que entiende la adicción como una “enfermedad mental” más, cuya causa se reduciría a una patología cerebral y cuyo tratamiento más adecuado sería el farmacológico, confiriendo un carácter totalmente secundario a la intervención psicológica y social.

Para hablarnos de este modelo biopsicosocial, Infocop Online ha querido entrevistar al psicólogo Juan Ramón Santos Fernández, director técnico de Proyecto Hombre Asturias, miembro de las Comisiones de Formación y Ámbito Laboral de Proyecto Hombre y representante de la Asociación en REICA, quien nos hablará en profundidad sobre este tema, y nos presentará las próximas Jornadas de la Asociación, Sumergid@s en el mundo digital. Un nuevo reto, que tendrán lugar los próximos días 11 y 12 de mayo.

Juan Ramón Santos Fernández 

ENTREVISTA

A modo de introducción, desde que se creó hace más de 30 años, Proyecto Hombre ha desarrollado un método propio de intervención. Concretamente, en 2015, su asociación aprobó el documento titulado “el Modelo Biopsicosocial en el abordaje de las Adicciones como marco teórico”. Como miembro de la Comisión de Formación, encargada de redactar dicho documento, ¿podría explicarnos en qué consiste este modelo?

La Asociación Proyecto Hombre, a la que están vinculados los programas “Proyecto Hombre” que desarrollan su actividad en 14 Comunidades Autónomas, después de un dilatado periodo de actividad en el campo de las adicciones, consideró pertinente definir un modelo propio de intervención en el marco general del Modelo Biopsicosocial. Esta pertinencia venía avalada por la necesidad interna y externa de establecer una referencia basada en la evidencia científica en el campo de las adicciones, del modelo que defina el tipo de respuesta terapéutica y social que se quiere dar, las técnicas que él mismo soporta e integra y la referencia al equipo profesional de la organización en este marco.

Por tanto, el documento define y defiende un modelo biopsicosocial abierto, no reduccionista ni reducido a un enfoque biomédico que conceptualiza los hábitos adictivos en términos de enfermedad. Por el contrario, los factores psicológicos, sociales y biológicos, de manera integrada, juegan un papel determinante en las conductas humanas respecto de la salud y los estilos de vida de las personas, y en el que los profesionales y los recursos disponibles se mueven en este marco. Un marco en red de elementos interconectados: sanidad, educación, medio ambiente, familia, relaciones intergeneracionales, investigación y evaluación, entre otros.

En esta misma línea, la Red por un Enfoque Integral en las Conductas Adictivas (REICA), de la que su Asociación forma parte junto con el Consejo General de la Psicología, la Sociedad Española de Toxicomanías y la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente, acaba de presentar al delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas el documento “En defensa de un modelo de atención integral en adicciones”. ¿Podría decirnos qué ha llevado a elaborarlo y qué finalidad persigue?

La presencia de la Asociación Proyecto Hombre en la REICA, viene dada por la decisión institucional de defender en la intervención en adicciones, junto a otras organizaciones, profesionales y expertos, el modelo biopsicosocial en los ámbitos de la prevención, el tratamiento y la incorporación social.

Dicha determinación ha llevado a elaborar el documento presentado al delegado para el PNSD, como un elemento que provoque una reflexión en los ámbitos académicos, científicos, políticos y de los recursos y dispositivos que intervienen en salud y adicciones. Además, que se presente como alternativa a la propuesta reduccionista del modelo biológico y su deriva diagnóstica que refiere las conductas adictivas como enfermedades del cerebro, con las consecuencias que de esta visión se derivan y que afectarán, están afectando ya, a las políticas de drogas, a los recursos que se promueven y a los profesionales que trabajan en adicciones, así como a los recursos económicos disponibles para abordar la problemática de las drogas y otras adicciones sin sustancias.

De acuerdo con dicho documento, ¿qué consecuencias tendría la adopción hegemónica de un modelo biológico en el abordaje de las adicciones?

Hacia el futuro, si no se tiene en cuenta un abordaje integral, que considere lo biomédico en su justa medida, mejorando los criterios de diagnóstico y de tratamiento con fármacos, pero que valore como determinantes clave los aspectos sociales y psicológicos, tendremos una deriva que desautorice lo que hasta hoy se ha avanzado en el desarrollo de los recursos y en la experiencia profesional, desconectando un comportamiento humano como el de consumir drogas de su enfoque psicológico, comunitario y social. Ello va claramente en dirección opuesta a otros enfoques de salud que consideran determinantes, junto a los biológicos, los aspectos contextuales.

En su opinión, ¿qué ventajas presenta el enfoque biopsicosocial en contraposición con el anterior? ¿Cuál es la evidencia científica disponible con respecto a su eficacia?

A nuestro juicio, las ventajas, por lo señalado anteriormente, se resumen de la siguiente manera:

  • Integración de los saberes profesionales de la intervención en adicciones.

  • El abordaje de las adicciones desde una perspectiva comunitaria y social que integra los aspectos biológicos de las personas.

  • La eficiencia en términos económicos al proponer el aprovechamiento de la experiencia y los recursos existentes.

  • Y, en definitiva, la devolución a las personas del protagonismo en su salud, responsabilizándoles de la misma, aunque poniendo a su disposición los recursos sanitarios y sociales que les permitirá salir del marco de visión de meros pacientes a agentes de lo que quieren para su vida, también en su relación con las drogas.

Respecto de la evidencia científica disponible del modelo biopsicosocial, lo primero que hay que decir es que toda evidencia, que la hay, en la investigación y evaluación biomédica, de manera especial en neurociencias, está integrada en este enfoque, y discute fundamentalmente la cronicidad de las adicciones y el concepto de las mismas como enfermedad cerebral, por ser procesos que se han mostrado reversibles en infinidad de casos. Por otro lado, la evaluación de las intervenciones psicológicas, de manera especial el enfoque cognitivo-conductual, que es el que más evidencia acumula, junto con otros más recientes que además de estar desarrollándose en la intervención, también empiezan a acumular resultados positivos contrastados, como las terapias de tercera generación y toda la intervención de carácter social y contextual, que aporta resultados cada vez más esperanzadores.

A su juicio, ¿qué rol juega el psicólogo y qué herramientas ofrece la Psicología en el ámbito de las adicciones?

A nuestro juicio, los profesionales de la psicología de manera general, aportan un conocimiento profesional y científico clave en el enfoque biopsicosocial, con el manejo de las técnicas psicológicas que se consideran eficaces en el abordaje de las adicciones en la actualidad. Así ocurre en Proyecto Hombre donde, integrados en los equipos de prevención y tratamiento junto a otros profesionales de la salud y de la intervención social, completan la visión y el abordaje educativo-terapéutico que define a nuestra organización.

Por otro lado, sabemos que los próximos días 11 y 12 de mayo, se celebrarán las XIX Jornadas sobre adicciones de la Asociación Proyecto Hombre, bajo el título “Sumergid@s en el mundo digital. Un nuevo reto”. ¿Podría explicarnos cuáles son los objetivos de estas Jornadas? ¿A quién van dirigidas y qué tienen que hacer todas aquellas personas interesadas que deseen asistir?

Con las Jornadas, que este año se celebrarán bajo el título “Sumergid@s en el mundo digital. Un nuevo reto”, se pretende, por una parte mejorar las prácticas de los y las profesionales que trabajan en el ámbito de la prevención y/o intervención con jóvenes, profundizar en el impacto que las nuevas tecnologías causan en nuestro entorno y por último, abordar los riesgos y las oportunidades que nos ofrece el mundo digital.

La Jornadas están dirigidas a: profesionales y voluntarios/as del ámbito de las adicciones en general; estudiantes, titulados e investigadores del área socio-sanitario; personal docente, profesionales de la mediación, educadores/as y otros agentes preventivos y, en general, padres, madres y personas interesada en él tema.

Debido a la gran demanda de inscripciones recibidas este año tenemos el aforo completo. No obstante y, en previsión de que se pudieran producir bajas, hasta el próximo 3 de mayo, seguiremos atendiendo peticiones de inscripciones a través del enlace http://proyectohombre.es/inscripcion-jornadas/.

Está prevista la celebración de Conferencias, mesas redondas y talleres, ¿podría avanzarnos qué temas se abordarán y cuáles van a ser las áreas de mayor interés?

De nuestras próximas Jornadas destacaría el hecho de que nos van a permitir la oportunidad de tomar conciencia sobre las oportunidades y riesgos para la salud y el bienestar que nos ofrece la vida digital.

Como áreas de interés señalar que en la selección de las ponencias se ha prestado especial atención para que, tanto los aspectos positivos como los riesgos asociados a los usos inadecuados de las tecnologías de la información y la comunicación estén presentes. Así los contenidos versarán sobre: las apuestas y el juego online; el uso seguro y responsable de Internet; riesgos como el ciberbullying, el sexting y el grooming y abordaje en los menores de edad; etc.

Artículos Relacionados
El Consejo General de la Psicología, ONGs de atención especializada y expertos instan al Gobierno a mantener el enfoque integral para el abordaje de las conductas adictivas
La presencia de Psicólogos en Atención Primaria garantiza la detección de cualquier dificultad conductual o psicológica-Susan McDaniel, presidenta de la APA
ABOGANDO POR UNA INTERVENCIÓN BIOPSICOSOCIAL DEL TABAQUISMO – ENTREVISTA A ANA ESTEBAN (SEPAIT)
Planes de tratamiento para psicoterapia de las adicciones
Aprobada PNL para seguir las recomendaciones del Informe sobre las perspectivas de futuro en el abordaje de las actuales y nuevas adicciones
Aprobada una PNL relativa a la coordinación sociosanitaria en el abordaje de las adicciones
Protocolo de intervención psicológica en los Centros de Atención a Drogodependencias