Área de intervención psicológica en emergencias y catástrofes

El Consejo General de la Psicología (COP), representando por el coordinador del Área de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes y vocal de Junta, Javier Torres, ha estado participando en la reunión de planeamiento celebrada el pasado día 13 de Febrero para determinar los detalles del simulacro que se va a llevar a cabo en Aragón del 1 al 5 de Abril y en el que la intervención psicológica va a tener un papel predominante y mayor protagonismo. Asimismo, las coordinadoras del GIPEC del COP Aragón, Mamen Maluenda y María José Ochoa junto con la Vocal de Emergencias, Rebeca Roger, y la Decana, Lucia Tomas, también estuvieron presentes pues dicho COP se va a encargar de la activación de los profesionales de la Psicología de dicho grupo que quieran participar en el simulacro.

La Red Iberoamericana de Psicología de Emergencias (RIPE), proyecto que depende de Psicofundación también estuvo presente en la reunión asistiendo Lourdes Fernández como integrante del Equipo de Trabajo de dicha Red.

El consejero de Presidencia, Vicente Guillén, junto al teniente general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Miguel Alcañiz, y la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, fueron los encargados de la presentación de la Conferencia Principal de Planeamiento del simulacro de emergencia nacional por inundaciones que se desarrollará en las comarcas pirenaicas de la Jacetania y el Alto Gállego.

 

El simulacro de emergencia nacional del ejercicio “Aragón 2019” se basa en el supuesto de un intenso temporal de lluvias y viento, unido a un aumento drástico de las temperaturas que potenciará aún más la fusión de la nieve en altas cotas, un escenario no descartable ante el cambio climático, que para el jefe de la UME está claro que es una realidad. La desfavorable evolución de ese temporal en toda la parte norte de España hará que se decrete el Nivel 2 de los correspondientes planes especiales de protección civil ante inundaciones en el País Vasco, Navarra y Aragón. Como consecuencia de esta situación, se prevé que se produzcan inundaciones y otra serie de problemas derivados como aludes, desprendimientos de terreno, cortes en vías de comunicación, afección a completos industriales, bienes de interés cultural y diversos incidentes medioambientales.

Producida esta situación, y ante el hecho de que las comunidades vecinas no pueden auxiliar a la Comunidad aragonesa por estar gestionando sus propias situaciones de emergencia, las autoridades competentes de Aragón solicitarán al Ministerio de Interior la declaración de Emergencia de Interés Nacional.

Se calcula la participación de más de 3.000 efectivos. Además de la UME, en este ejercicio de un supuesto seísmo intervendrán otras unidades del Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire, Guardia Civil y otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. También habrá presencia internacional, con una unidad del ejército de Estados Unidos, así como de observadores de otros países de Iberoamérica y de la Unión Europea siendo considerado como un ejercicio de referencia a nivel mundial.

Artículos Relacionados
El Consejo y el COP Cantabria participan en el simulacro organizado por la UME
El COP participa en la primera reunión previa al simulacro de catástrofe tecnológica y ambiental de la UME
El COP Andalucía Oriental participa en simulacro de terremoto en Melilla
Simulacro de maniobras de rescate y apoyo psicológico en Melilla
Simulacro sísmico en Ceuta: grupo de intervención psicológica de emergencias y catástrofes (GIPEC)