El suicidio, principal motivo de consulta entre los y las menores-nuevo informe ANAR
23 May 2023

En este año 2022, la conducta suicida (ideación e intento de suicidio) se ha convertido, por primera vez, en el primer motivo de consulta de niños, niñas y adolescentes al teléfono/chat ANAR.

Así lo advierte la Fundación ANAR en su Informe anual el Teléfono/Chat ANAR 2022, un estudio que recoge y analiza en profundidad las problemáticas que afectan a los y las menores de edad atendidos por la Fundación durante el pasado año 2022, así como también a sus familias, docentes y otros adultos/as de su entorno, que han contactado pidiendo ayuda para un niño, una niña o un/a adolescente.

El suicidio principal motivo de consulta en menores

Fuente: freepik. Autor: freepik. Fecha: 19/05/23

Entre las principales conclusiones del estudio destacan las siguientes:

Aumentan las intervenciones en situaciones extremas (situación de riesgo, desamparo o emergencia)

En este año 2022, las peticiones de ayuda en el Teléfono/Chat ANAR de toda España se cifran en 217.693, necesarias para atender un total de 17.896 casos graves a los que ANAR ha ayudado. Tal y como advierte, esta cifra representa el mayor número de casos atendidos hasta la fecha, «lo que supone un incremento de un 94,7% en los últimos 6 años y de un 8,8%, tan solo en el último año«.

Se registra también un importante aumento en las consultas de orientación especial (+9,2% con respecto al año 2021 y del 96% en los últimos 6 años), registrándose 25.668 casos que han requerido una valoración y orientación psicológica y/o jurídica y/o social. Para poder ayudar en estos casos, ANAR ha realizado 74.428 derivaciones a recursos sanitarios, educativos, policiales, etc. (24,4% más derivaciones que el año anterior).

Asimismo, se observa un incremento del 12,4% con respecto a 2021 en las intervenciones en situaciones extremas en las que el niño/a y/o adolescente se encontraba en riesgo, desamparo o emergencia, con un total de 4.923 intervenciones en este tipo de situaciones, en las que ANAR ha intervenido a través de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (policía y guardia civil), servicios de emergencia, etc.

Se incrementan los problemas de gravedad alta y aquellos que requieren atención urgente

En lo que se refiere a la urgencia de las problemáticas, se aprecia una tendencia ascendente en los últimos 3 años de los problemas que requieren atención urgente: más de la mitad de los problemas atendidos (52,7%) son de urgencia alta y sólo un 9,2% de urgencia leve (estos últimos han ido descendiendo).

También en el último trienio, se han elevado los problemas de gravedad alta: un 65,8% de gravedad alta (esto es, gravedad muy alta y extrema), atendiéndose únicamente el 6,2% de gravedad baja.

De acuerdo con la Fundación, el equipo de psicólogos/as del Teléfono ANAR analiza y explora todas las áreas de relación en su conjunto y los problemas asociados con la infancia y adolescencia, así como problemas del entorno, en la familia del niño/a y adolescente. Una vez realizado el análisis de los problemas, el equipo de expertos/as psicólogos/as de ANAR realiza una valoración técnica de cada caso.

Los problemas de salud mental han aumentado significativamente

El informe alerta de un crecimiento significativo en los problemas de salud mental. Las consultas de niños, niñas y adolescentes por estos motivos se cifran en un 45,1%, atendiéndose un 20% de consultas de adultos/as por menores que presentan este tipo de problemas.

Los motivos por los que consultan los/as menores son la ideación/intento de suicidio (un 17,5% de los casos), seguido de las autolesiones (9,8% de las consultas), la ansiedad (un 5,1%), la tristeza/depresión (un 3,0% de las llamadas) y los trastornos de alimentación (un 3,0%). Las personas adultas que consultan por un/a niño/a o adolescente, lo hacen por ideación/intento de suicidio (un 5,9%) y problemas de conducta (un 5,9%).

Por primera vez, el suicidio constituye el principal motivo de consulta

ANAR muestra su preocupación aquí por el alarmante incremento de casos de ideación suicida, intentos autolíticos ya iniciados y autolesiones (un 71,7% en relación con el año pasado), advirtiendo de que la conducta suicida (ideación e intento de suicidio), se ha convertido, por primera vez en 29 años, en el primer motivo de consulta de niños, niñas y adolescentes, siendo el más grave y el que conlleva peores consecuencias para ellos/as.

Este fenómeno se ha agravado aún más con la pandemia de la COVID-19: en los últimos años, se han multiplicado los casos por 34,8% (es decir, la tasa de crecimiento en los últimos once años ha sido de 3.376%), y tan solo el año pasado, ha crecido un 68,1%. Se han atendido 7.928 consultas por ideación suicida e intentos de suicidio, que “representan 4.554 casos en los que ANAR ha salvado la vida a niños/as y adolescentes”.

Dada la gravedad de este problema, el informe subraya la relevancia de detectar las señales de riesgo en menores, recogiendo un listado para ayudar a identificarlas.

Se pone de relieve también el problema de las autolesiones, estrechamente relacionado con los intentos de suicidio, «por su alta probabilidad de desenlace fatal cuando los niños, niñas y adolescentes cambian de procedimiento«, y cuya incidencia se ha multiplicado por 51,5 en los últimos años, pasando de 110 consultas en 2012 a 5.665 en el año 2022.

Otros problemas de salud mental que han aumentado

Los problemas de baja autoestima (+494% respecto al año 2021): muchas de las conductas de riesgo en la adolescencia están relacionadas con una autoestima negativa, o una autoimagen débil.

Aumento de las obsesiones (+440%): las más frecuentes son las relacionadas con el aspecto físico del niño/a o adolescente.

Presentan más complejos (+350%): muy relacionado con el concepto de autoestima y la construcción de la misma, así como el juicio que los y las menores desarrollan sobre sí mismos y el mundo, a través de la familia, escuela, medios de comunicación y entorno social. La autoimagen desvalorizada se asocia con complejos.

Se observa también un aumento de trastornos de la alimentación en los/as adolescentes (+291%), que verbalizan dificultades a la hora de encajar en la “imagen ideal”, imperante en la sociedad, derivando en una inadecuada gestión emocional que hace que se lleven a cabo mecanismos compensatorios dañinos propios de los trastornos alimentarios. En este sentido, según el informe, “el/la adolescente siente en ocasiones la necesidad de control, que a veces lo externaliza a través del control de su cuerpo y su imagen”.

Hay más problemas de relaciones sociales, de ansiedad y depresión/tristeza

Dificultades en habilidades sociales (+243%) -necesarias para relacionarse con otras personas-, mayor aislamiento (+100%) y soledad (+82%): los/as adolescentes evitan interactuar con sus iguales, refugiándose en ocasiones en las nuevas tecnologías. Afirman sentirse solos/as, a pesar de encontrarse acompañados/as.

Incremento en los problemas de ansiedad (+96%): les cuesta lidiar con sus emociones desagradables, generando una sobrecarga emocional y una sensación de amenaza y peligro constante ante los estímulos externos. Estas situaciones pueden tener una mayor o menor cronicidad en el momento de la petición de ayuda.

Más consultas relacionadas con tristeza/depresión (+55%): los y las menores refieren un bajo estado de ánimo que, a veces, se encuentra bajo tratamiento y supervisión médica y psicológica, pero que, en muchos de los casos, aún no ha obtenido una atención previa.

Se reportan más miedos (+32%), en ocasiones, derivados de situaciones muy graves que suceden en su entorno familiar, escolar o social (violencia, adicciones, problemas psicológicos, etc.) y de la incertidumbre derivada de estas vivencias.

El informe indica el “cuantioso número de consultas” sobre pautas educativas/evolutivas, externalización de la ira y la agresividad, trastornos del sueño, fobias, etc.

En el ámbito familiar, el 33,6% de los/as niños y adolescentes conviven en familias que presentan graves problemas de salud mental, tales como: ansiedad (6,8%), adiciones (6,3%), agresividad e ira (5,3%), tristeza/depresión (4,6%), miedo (3,5%), o pautas educativas/Evolutivas (2,9%).

Las personas adultas consultan principalmente por motivos de violencia ejercida contra menores

Con respecto a la violencia ejercida contra niños/as y adolescentes, esta constituye nuevamente el principal motivo de consulta de las personas adultas al Teléfono/Chat ANAR (58,2%), y el segundo motivo por el que llaman los/as menores de edad (34,7%), con un aumento preocupante de casos graves, urgentes, frecuentes y de larga duración. Entre todas las violencias, el maltrato físico y el psicológico continúan siendo las más predominantes (3.045 casos). Todo ello, en un contexto en que la violencia intrafamiliar hacia niños/as y adolescentes “continúa siendo tolerada y admitida como pauta educativa en nuestra sociedad por muchas personas”.

Para los autores del informe, la repercusión mediática y social que ha tenido el Estudio publicado por Fundación ANAR sobre abusos sexuales, ha contribuido a visibilizar este problema social tabú y silenciado, pudiendo ayudar en 2022 a muchos menores víctimas de este tipo de agresiones (1.088 casos).

Casi la mitad de las adolescentes víctimas de violencia de género no son conscientes del problema

El informe muestra inquietud ante el crecimiento exponencial de la violencia de género entre niños/as y adolescentes víctimas en sus primeras relaciones sentimentales, multiplicándose por 16,5 entre 2009 y 2022 e incrementándose ligeramente en este último año, pasando de 3.440 en 2021 a 3.471 en 2022. En el 47,5% de los casos la adolescente víctima no parece ser consciente del problema, es decir, no admite estar siendo víctima de este tipo de violencia, según el juicio del psicólogo/a orientador/a del Teléfono/Chat ANAR.

Siguen aumentando los casos de acoso escolar y ciberbullying

Continúa también la tendencia creciente en los casos atendidos cuyo motivo de consulta es el acoso escolar y el ciberbullying, pasando de 3.225 en 2021 a 3.841 en 2022 (+19,1%). El acoso psicológico (84,9%) sigue siendo el más frecuente (destacan las humillaciones, la intimidación y el aislamiento; en el acoso verbal, los insultos directos, la vejaciones, las burlas y ofensas). Le siguen en cuanto a frecuencia el acoso verbal (79,9%), el social (71,5%) -ridiculizar y excluir (aislamiento, no dejar participar, sacar del grupo, etc.)-, y el físico (61,5%) -conductas como golpes, empujones, palizas, puñetazos, patadas y lanzamiento de objetos-. Llama la atención el importante porcentaje de ciberbullying con respecto al año anterior (28,1%).

En el último año, se ha registrado un aumento de los problemas de violencia en el entorno, pasando de 6.774 a 7.821 en 2022. Los datos indican que las violencias que más han aumentado son: agresión sexual (+36%), maltrato físico (+34,3%), abandono (+25,2%) y violencia de género (+18,1%).

El informe incluye un apartado donde aborda los distintos mitos, sesgos y creencias erróneas que fomentan el estigma y el tabú en torno al suicidio, así como una serie de recomendaciones dirigidas a los medios de comunicación, dado el papel activo que pueden desempeñar en la prevención del suicidio.

Se puede acceder al informe completo desde la página Web de la Fundación ANAR o bien directamente aquí:

Informe Anual 2022 del Teléfono/Chat ANAR

Noticias Relacionadas

Noticias

¿Cómo ayudar a los niños en caso de suicidio parental?

El fallecimiento de un padre o una madre, siempre es doloroso para un/a niño/a. Y si la muerte ha sido por suicidio (especialmente, según muestran las investigaciones, el suicidio de una madre), tiene un efecto aún más doloroso y potencialmente perturbador (…)

leer más

PSICOLOGÍA EN RED


LOS COLEGIOS HABLAN

MÁS NOTICIAS

Noticias Relacionadas

Noticias

¿Cómo ayudar a los niños en caso de suicidio parental?

El fallecimiento de un padre o una madre, siempre es doloroso para un/a niño/a. Y si la muerte ha sido por suicidio (especialmente, según muestran las investigaciones, el suicidio de una madre), tiene un efecto aún más doloroso y potencialmente perturbador (…)

leer más