El derecho internacional reconoce que la violencia hacia las mujeres por motivos de género constituye una violación de los derechos humanos. Estas violencias se ejercen en los espacios públicos y privados, por parte de personas conocidas y desconocidas, están diseminadas por todo el campo social y toman cuerpo en diversos ámbitos y contextos. En concreto, en los contextos de ocio nocturno donde hay consumo de sustancias, las violencias sexuales se desarrollan en un clima de especial impunidad, normalización y silenciamiento.

Así lo advierte el Observatorio Noctámbul@s (observatorio sobre las violencias sexuales en entornos de ocio nocturno y consumo de drogas) en una nueva guía a través de la cual ofrece un material técnico de orientación y apoyo, dirigido a profesionales, entidades especializadas y movimiento feminista, para abordar las violencias sexuales en los espacios festivos con consumo de drogas.

Autor: Mauricio Mascaro Fuente: pexels Fecha descarga: 04/11/2020

Tal y como señalan sus autores, el documento establece una serie de objetivos estratégicos:

  • La reducción de las violencias sexuales: transformación de ambientes, creencias, comportamientos y actitudes machistas en pro de una sociedad más justa, libre y equitativa.

  • La promoción de la perspectiva de género o feminista: aproximación sistémica y transversal que abogue por cambios estructurales.

  • El abordaje comunitario: participación, empoderamiento y corresponsabilidad de todos los agentes y actores del territorio.

  • El cuestionamiento de los imaginarios colectivos alrededor del consumo de drogas: revisión de las creencias y estigmas alrededor de las drogas y de la relación de justificación con las agresiones machistas.

La guía recoge distintos grados de implementación en función de los recursos que se puedan destinar en cada territorio, que van desde el diseño e implementación de un recurso técnico más básico y sencillo con un proceso corto, hasta un recurso extenso y con la planificación de acciones más transversales y profundas.

Para tal fin, se estructura en tres partes, a lo largo de las cuales se contextualizan y justifican los protocolos y los objetivos, se establecen las fundamentaciones teóricas sobre violencias sexuales y la relación con las drogas, se proponen los pasos a seguir para elaborar el recurso técnico y se recogen algunas reflexiones sobre aspectos imprescindibles a tener en cuenta.

Se puede acceder a la guía desde la página Web del Observatorio Noctámbul@s, o bien a través del siguiente enlace:

7 pasos un plan de abordaje para construir un plan de abordaje de las violencias sexuales en espacios festivos

Artículos Relacionados
Se presenta el segundo borrador de la futura Ley de libertad sexual
Perfil de los jóvenes agresores sexuales
Violencia sexual y consumo de sustancias en jóvenes, nueva guía
El 57% de las mujeres jóvenes sufre violencia sexual en los espacios de ocio nocturno
Un nuevo estudio analiza el impacto de la violencia de Género en España
Reducir la aceptabilidad social de la violencia sexual es clave para prevenir este tipo de violencia, según un nuevo informe