Según un encuesta del Eurobarómetro, el 70% de los europeos quiere que la Unión Europea haga más por la salud. Por este motivo, un grupo de organizaciones europeas se unió para asegurar que las instituciones europeas continuasen garantizando la protección y promoción de la salud. Para ello, se ha creado el programa de la UE para la Salud (EU4Health) una ambiciosa respuesta sanitaria a la COVID-19 y a la necesidad de reforzar los sistemas sanitarios tras la crisis, que ha impactado de forma importante en el personal sanitario, los pacientes y los sistemas de salud europeos.

Este programa, creado por el Reglamento (UE) 2021/522, supone el mayor programa de salud jamás llevado a cabo, ofreciendo financiación a entidades elegibles, organizaciones sanitarias y ONG de países de la UE o de países no pertenecientes a la UE asociados al programa.

Foto: Engin Akyurt Fuente: pexels Fecha descarga: 24/02/2021

A este respecto, las organizaciones impulsoras del programa (EU4Health Civil Society Alliance) han emitido una Declaración conjunta, a través de la cual hacen un llamamiento a los Gobiernos nacionales, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, antes del proceso de negociación del diálogo tripartito, subrayando la necesidad de un programa con recursos, diseño y buen gobierno para mejorar los sistemas sanitarios más allá de la COVID-19.

Tal y como afirman, la propuesta puede desempeñar un papel fundamental en la mejora de la salud pública, expandiendo el acceso a servicios de salud, medicamentos y productos médicos de calidad, al tiempo que previene enfermedades, reduce las desigualdades de salud injustas y evitables e innovará nuestros sistemas de salud más allá de la crisis de COVID-19.

La Alianza de la Sociedad Civil EU4Health acoge con satisfacción el énfasis en la necesidad de un presupuesto reforzado, en contraste con los recortes del Consejo Europeo de julio de 2020 y aprecian la atención prestada a los elementos cruciales destacados en los diez principios que rigen el programa de salud de la UE, que abogan por la promoción y prevención de la salud -incluyendo la salud física y mental-, la mejora de la alfabetización sanitaria, la atención a las enfermedades transmisibles, así como a las enfermedades crónicas no transmisibles y los factores de riesgo, etc.

La declaración conjunta concluye recordando que la UE debe permanecer unida detrás de un presupuesto sólido para la acción sanitaria a largo plazo, para lo cual, el programa EU4Health representa una oportunidad única para mejorar nuestros sistemas sanitarios. En ese sentido, las negociaciones deben apuntar a un programa EU4Health con recursos suficientes, bien diseñado y bien gobernado, para lograr el objetivo compartido deseado de proporcionar una mejor protección a las personas que viven en la UE contra las amenazas y los desafíos para la salud, más allá de COVID-19. La salud y el bienestar de las personas deben estar en el centro de los planes de recuperación de la UE.

Se puede acceder a la Declaración conjunta a través de la página de Mental Health Europe, o bien directamente a través del siguiente enlace:

No dreams for a European Health Union without a triple WWW EU4Health Programme