Las drogas psiquiátricas son sustancias capaces de afectar la mente, las emociones y el comportamiento. Pueden alterar la forma en que pensamos, sentimos y vemos el mundo. Algunos de sus efectos se experimentan como beneficiosos, producir una sensación temporal de calma o bienestar que puede ser preferible al estado anterior de angustia o agitación. Por otro lado, sin embargo, como ocurre con todas las drogas que actúan sobre la química del cerebro, puede haber otros efectos menos deseables que resultan desagradables, perjudican el funcionamiento y ponen en peligro la salud general. Además, las adaptaciones que realiza el organismo para hacer frente a los cambios producidos por el fármaco pueden hacer que al dejar de tomarlo surjan efectos desagradables que perduren durante mucho tiempo, a veces para siempre.

Así lo afirma Mental Health Europe (MHE) en su guía breve sobre el uso de drogas psiquiátricas, un documento a través del cual se aborda el tema de los medicamentos comúnmente recetados por psiquiatras y otros profesionales médicos, analizando los diferentes tipos de medicamentos psiquiátricos, sus efectos y lo que debe tener en cuenta cuando se comienza a tomarlos o se abandona su toma.

Foto: Guía breve sobre el uso de drogas psiquiátricas Fuente: MHE Fecha descarga: 29/06/2021

Esta guía es la tercera publicación de la serie de guías breves publicada por MHE, junto con "Una guía para la recuperación personal en la salud mental" y "Una guía breve para el diagnóstico psiquiátrico", y está dirigida a personas con problemas de salud mental que toman o se les ha prescrito medicación psicofarmacológica, con el fin de ayudarlas a ser más activas en la gestión de su tratamiento.

De acuerdo con el texto, la toma de este tipo de medicación “no es una decisión que deba tomarse a la ligera”, por lo que, antes de comenzar a tomarla, es esencial que el cliente esté completamente informado y el médico que la prescribe cuente con la formación e información necesaria.

Los antidepresivos, las benzodiacepinas, los antipsicóticos, el litio y los estabilizadores del estado del ánimo o los estimulantes, son algunas de las principales drogas psiquiátricas prescritas que se describen en esta guía. Tal y como señalan sus autores, de igual modo en que la persona debe participar en las decisiones de prescripción, su decisión es prioritaria a la hora de abandonar el tratamiento, siendo importante si decide dejar de tomarlo contar con el apoyo del profesional de la salud que la ha prescrito.

Se puede acceder a la guía desde la página de MHE o bien directamente a través del siguiente enlace:

Short Guide to Psychiatric Drugs

Artículos Relacionados
Un panel de expertos aborda la prevención de la sobremedicalización en salud mental
¿Qué son los psicofármacos? Guía para mujeres sordas
Un estudio alerta sobre la sobreprescripción de psicofármacos a personas con demencia
Reducir las prácticas coercitivas en salud mental y establecer un modelo que respete los derechos humanos
¿Cuál es el estado actual de la eficacia del litio, los psicoestimulantes, los antipsicóticos y otros fármacos?
La ONU recomienda que la prescripción de psicofármacos sea el último recurso en los trastornos de comportamiento infantiles
Un estudio alerta de la sobreprescripción de psicofármacos a personas con discapacidad intelectual
La OCU advierte de los riesgos del abuso de psicofármacos en el TDAH