El teletrabajo supone un reto a las formas tradicionales de organización del trabajo, que está adquiriendo además una importancia creciente. Así lo establece la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad en su nueva guía Teletrabajo, seguridad y salud, cuyo objetivo es analizar el papel de la prevención de riesgos laborales en esta modalidad de empleo que está empezando a consolidarse y, sobre todo, a raíz de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

El texto incluye diversos capítulos que incluyen un análisis de la situación del teletrabajo en España y su distribución según los grupos de edad y comunidades, la definición de los diferentes tipos de teletrabajo y sus características esenciales, la legislación aplicable, los riesgos psicosociales más prevalentes en este campo y recomendaciones para evitarlos y un cuestionario de autoevaluación del puesto de trabajo.

En relación con los riesgos psicosociales que puede conllevar el teletrabajo la guía destaca que el aislamiento social, la indefinición del entorno o la mezcla de la vida laboral y familiar que caracterizan este tipo de trabajo puede dar lugar a un impacto negativo en la salud de los trabajadores. Otros factores, como el ambiente en la estancia interior donde se realiza el trabajo (ruido, contaminación, iluminación…) también pueden suponer un riesgo para la salud, así como la exposición continua a pantallas de visualización de datos. Más allá, los trastornos musculoesqueléticos son prevalentes en estos trabajadores.

Debido a todos estos riesgos, y según indica la guía, la prevención de riesgos laborales tiene un importante y novedoso papel que desarrollar en el ámbito del teletrabajo

Se puede acceder al documento en el siguiente enlace::

Teletrabajo, seguridad y salud

 

Artículos Relacionados
Recomendaciones de la APA para compatibilizar el teletrabajo con la vida familiar
Recomendaciones para afrontar el estrés durante la pandemia del COVID-19
Guía de Recomendaciones para el teletrabajo