Cuando se toman decisiones de inversión, es fundamental tener en cuenta los mecanismos psicológicos que intervienen en este tipo de decisiones, es decir, qué procesos mentales se siguen en la toma de las decisiones de inversión y qué errores o sesgos de nuestro modo de pensamiento pueden influir en ellas. A este respecto, son numerosos los estudios que abordan este asunto y que tratan de evidenciar los factores psicológicos que intervienen en la toma de decisiones de inversión.

Así lo indica la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) -organismo adscrito a la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa del Ministerio de Economía y Competitividad, encargado de la supervisión de los mercados de valores en España-, en una nueva guía rápida a través de la cual recoge algunos de los principales sesgos a los que una persona se puede enfrentar como inversora, así como una serie de recomendaciones para evitarlos o mitigarlos.

Foto: Monstera Fuente: pexels Fecha descarga: 26/10/2021

Tal y como señala la CNMV, es esencial informarse y conocer los sesgos que afectan al proceso de toma de decisiones -tales como, el sesgo del exceso de confianza, el de la ilusión de control, el de confirmación o el de anclaje, entre otros-, y ser consciente de que nadie está exento de ellos.

Se puede acceder a la guía directamente a través del siguiente enlace:

Principales sesgos del inversor

Artículos Relacionados
Mecanismos psicológicos que intervienen en la toma de decisiones de inversión
La PAHO y la OMS piden que se incremente la inversión en salud mental
Psicología económica aplicada a las inversiones, nueva guía