“Los problemas de salud mental han aumentado en los últimos tiempos: la incertidumbre, las restricciones, la crisis, etc., nos pasan factura. Jóvenes y adolescentes, personas mayores, personas con rentas limitadas son quienes más se resienten: abordar estos problemas requiere un tratamiento combinado, con terapia, no solo con pastillas”.

Así de tajante se muestra la Organización de Consumidores y Usarios (OCU) en un comunicado publicado en su página Web, a través del cual presenta una petición para conseguir que haya psicólogos clínicos en Atención Primaria del Sistema Nacional de Salud.

Parafraseando a la Organización Mundial de la Salud, la OCU recuerda la importancia de la salud mental como “parte fundamental de la salud de las personas” y lamenta que siga siendo “la gran olvidada de las políticas sanitarias”.

Foto: Anthony Shkraba Fuente: pexels Fecha descarga: 15/09/2021

A este respecto, subraya el incremento que se ha registrado en los últimos años en el número de personas con problemas de salud mental (principalmente depresión y ansiedad), especialmente, desde la irrupción de la pandemia, poniendo de relieve los dos graves problemas existentes actualmente en nuestro sistema sanitario: las largas listas de espera para recibir atención especializada y la falta de psicólogos clínicos en la sanidad pública, que hacen “que las personas que tienen un problema de salud mental sean, en muchos casos atendidas en los servicios de Atención Primaria por médicos de familia, y reciban en el mejor de los casos un tratamiento farmacológico, en lugar de la terapia o el tratamiento combinado que, en muchas ocasiones, sería lo más recomendable”.

En este contexto, la Organización afirma que la solución muchas veces no son pastillas, sino un tratamiento con psicólogos clínicos, una figura "casi inexistente en el SNS”, como bien indican los datos actuales: hay 6 psicólogos clínicos por cada 100.000 habitantes (siendo la cifra tres veces mayor en la Unión Europea), el coste de un tratamiento privado ronda los 200 euros al mes, lo que lo deja fuera del alcance de muchas personas, y, “pese a los buenos propósitos” plasmados en la nueva Estrategia en Salud Mental, aún sigue siendo muy reducido el número de plazas de PIR.

Manifestando que “sin salud mental, no hay salud. Y sin recursos, no hay salud mental”, la OCU ha iniciado su petición, cuyos objetivos son:

  • Que se triplique el número de psicólogos clínicos en el Sistema Nacional de Salud, para alinearnos con los países de nuestro entorno.

  • Que se convoque un número suficiente de plazas PIR para cubrir las carencias del sistema.

  • Que se reduzcan las listas de espera.

  • Que se incorpore la figura del psicólogo clínico al primer nivel asistencial: que exista esta figura en Atención Primaria.

  • Que las buenas intenciones recogidas en la Estrategia Nacional en Salud Mental se hagan realidad, incluyendo la puesta en marcha de un Plan Nacional sobre suicidio.

Para más información, pincha aquí:

Queremos más psicólogos clínicos |OCU 

Artículos Relacionados
El Gobierno vuelve a relegar a la Salud Mental
Orientaciones y módulos técnicos de la OMS sobre los servicios comunitarios de salud mental
La OCU pide incorporar psicólogos clínicos en atención primaria
Implementar la Psicología Clínica en AP, una de las medidas de la "Estrategia España 2050" para mejorar el bienestar de la población
Nuevo portal de la OMS sobre salud mental y COVID-19
La OCU alerta del impacto de la pandemia sobre la salud mental
Implementar la Psicología Clínica en todos los centros de Atención Primaria, una de las medidas clave en la PNL aprobada por unanimidad por la Asamblea de Madrid
Con las teleconsultas aumenta el riesgo de no detectar problemas de salud mental en atención primaria, según un informe