El Consejo General de la Psicología ha tenido conocimiento que ayer se suspendió un acto académico en la Universitat de les Illes Balears en el que iban a intervenir los psicólogos y académicos José Manuel Errasti Pérez y Marino Pérez Álvarez, presentando su libro “Nadie nace en un cuerpo equivocado”. De acuerdo con el comunicado público de la Universidad, difundido por los medios de prensa, los órganos rectores de la universidad fundamentaron la suspensión del acto en la imposibilidad de garantizar la seguridad del mismo.

Dado que las protestas tuvieron lugar antes de la intervención de los autores, solo cabe suponer que están motivadas por lo que se dice en el libro. Sin embargo, no hay nada en el mismo que pueda justificar esas reacciones. El debate filosófico y científico que los autores plantean discurre por el cauce legítimo de la confrontación intelectual, con absoluto respeto a la dignidad de las personas, sin distinción de su orientación sexual. Las tesis que se mantienen tienen derecho a ser confrontadas desde esa misma perspectiva, nunca desde la imposición y la violencia.

Este Consejo quiere manifestar su más absoluta solidaridad y apoyo a los profesores José Manuel Errasti y Marino Pérez, que han visto vulnerados su derecho a manifestar su pensamiento y a defender su obra, a través de la palabra y la razón, por una supuesta amenaza violenta, de tal entidad, que la Universidad aduce que no podía controlar.

Además, condenamos este ataque directo a la libertad académica, de pensamiento y expresión de dos destacados miembros de nuestra corporación, y manifestamos nuestra completa sorpresa y estupefacción por la incapacidad de una universidad para preservar estas libertades que son esenciales para la vida universitaria, que merezca tal consideración. Resulta inconcebible que el chantaje de la violencia puede ser afrontado mejor por un establecimiento privado, donde finalmente se pudo celebrar el acto de presentación previsto, que por una institución pública que debería preservar con más medios y convicción las libertades académicas básicas.

Por último, el Consejo General de la Psicología quiere reafirmar su compromiso con la libertad de los profesionales de la Psicología rechazando toda clase de impedimentos o trabas a su libertad de pensamiento, independencia profesional y al legitimo ejercicio de su profesión, dentro del marco de derechos y deberes que traza el Código Deontológico.

Artículos Relacionados
Una oportunidad para priorizar la salud mental en España, comunicado del COP con motivo del Día Mundial de la Salud Mental
El Suicidio debe dejar de ser una pandemia silenciosa-Comunicado del COP Madrid
Comunicado del COP con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo
Comunicado del COP en relación con las necesidades de la infancia y de la adolescencia en la situación de confinamiento por la pandemia
Acciones para la detección de pseudoterapeutas y falsos psicólogos, comunicado del COP