Comunicado de la CDPUE ante la cancelación de la conferencia que los profesores de la Universidad de Oviedo Marino Pérez y José Errasti en la Universitat Illes Balears

Ante la cancelación de la conferencia que los profesores de la Universidad de Oviedo Marino Pérez y José Errasti deberían haber impartido el pasado día 7 de abril en la Universitat de les Illes Balears, al no poder garantizar su integridad dado el carácter violento de las protestas aparecidas, la Conferencia de Decanos y Decanas de Psicología quiere manifestar lo siguiente:

Fuente: www.pexels.com Artista:
Pixabay Fecha descarga: 11/04/2022

El debate de ideas, el análisis académico y la ausencia de censura no son características coyunturales sino definitorias de la Universidad, que pierde toda autoridad y razón de ser si se pliega a las exigencias de un grupo de personas que, de forma violenta, exigen que se prohíba la manifestación de ideas sobre temas donde existen discrepancias académicas y científicas.  La cancelación de su intervención la entendemos como un ataque a la libertad de expresión y a la libertad de cátedra. Que dicha cancelación haya sido una consecuencia del carácter agresivo de los que demandan censura supone un equivocadísimo precedente de inquietantes consecuencias.

La Universidad cumple un importante papel de generadora de conocimiento y la sociedad en su conjunto se beneficia del mismo. El debate sobre temas donde existe discrepancia sólo puede enriquecer la academia, de forma que las autoridades universitarias han de ser las primeras en promocionarlo y en poner todos los medios con la firmeza que sea necesaria para impedir que factores políticos o demagógicos lo malogren. Censuras como la sufrida por los profesores Errasti Pérez y Pérez Álvarez han de recordarse como lamentables excepciones que deberían ser desagraviadas.

Por otra parte, la disciplina de la Psicología está asistiendo a un intento de imposición de ciertas ideas que, supuestamente, deberán ser aceptadas sin discusión, al arrogarse una altura moral que sustituiría y excusaría de un mínimo análisis académico y científico. Se intenta que las intervenciones psicológicas -clínicas, educativas, familiares o sociales- en estos casos no sigan los principios básicos que guían cualquier intervención considerada como adecuada ante cualquier forma de problema o sufrimiento emocional.

En suma, la CDPUE siempre defendió, y defiende, todo debate académico sobre el conjunto de los ámbitos de la psicología, o de cualquier ámbito científico donde haya divergencias justificadas, como parece ser el caso. Lo que hoy en día no es concebible es que un debate académico no pueda tener lugar ni siquiera en la propia Universidad. Impedir el debate es lo más alejado que existe del espíritu universitario. Tal como bien dice la propia UIB, “la Universidad es y debe ser un espacio de reflexión, pensamiento libre y crítico y de libertad de expresión”.

Artículos Relacionados
Comunicado del Consejo General de la Psicología
Réplica de la Conferencia de Decanos de Psicología al comunicado del SIPyCAP sobre el borrador para la regulación del Grado en Psicología
Presentación de la Red Iberoamericana de Psicología de Emergencias en la Conferencia de Decanos de Facultades de Psicología