Organizaciones de salud mental de Reino Unido -entre ellas, el Centro Colaborador Nacional para la Salud Mental (National Collaborating Centre for Mental Health) y la Asociación de Psicólogos Clínicos (Association of Clinical Psychologists)-, con el apoyo de la Sociedad Británica de Psicología (British Psychological Society-BPS), han desarrollado un nuevo marco de competencias orientado a la mejora de la atención hospitalaria a la salud mental aguda de adultos y adultos mayores.

El documento describe un marco de competencias para el personal que trabaja en entornos hospitalarios de salud mental aguda con adultos y adultos mayores, y recomienda habilidades y conocimientos para que los/as profesionales que desarrollan su labor en este contexto brinden atención de alta calidad.

Según indica el texto, la evidencia señala que la atención hospitalaria a la salud mental aguda es más eficaz cuando está respaldada por un marco biopsicosocial y brindada por profesionales multidisciplinarios (entre ellos, psicólogos clínicos) que deben tener las habilidades necesarias para trabajar juntos de forma efectiva y ofrecer planes multidisciplinarios de atención hospitalaria, comunicándose de forma eficaz entre ellos y siendo capaces de superar las diferencias de opinión para priorizar la atención holística del paciente centrada en la persona

Foto: mart production Fuente: pexels Fecha descarga: 30/05/2022

A lo largo de sus páginas describe una evaluación y gestión colaborativa de la seguridad de un paciente, aprovechando sus fortalezas y recursos, fundamentándose en el modelo psicológico y social, enfocado en la mejora del bienestar psicológico y el funcionamiento social de las personas, y en pro de la mejora de su calidad de vida.

De acuerdo con el documento, las intervenciones psicológicas y sociales multidisciplinarias son componentes esenciales de la atención hospitalaria. En este punto, pone de relieve la importancia de que los y las profesionales brinden una variedad de intervenciones psicológicas y sociales orientadas a reducir las crisis, aumentar la seguridad del/de la paciente, satisfacer sus necesidades y mejorar su funcionamiento.

A este respecto, recomienda que los/as pacientes reciban intervenciones psicológicas adaptadas basadas en evidencia, que los apoyen con sus experiencias de crisis y aumenten su sensación de seguridad, destacando la utilidad de la Terapia Cognitiva Conductual y de la Intervención Familiar.

Tal y como señalan sus autores, la atención hospitalaria a la salud mental aguda “a menudo depende demasiado de los tratamientos farmacológicos”, y suele haber una falta de acceso a intervenciones psicológicas y sociales disponibles para los pacientes hospitalizados, a pesar de que las solicitan con frecuencia. Por este motivo, afirman, han desarrollado este marco de competencias, con el fin de “garantizar que los pacientes hospitalizados tengan acceso a una amplia variedad de tratamientos e intervenciones y, consecuentemente, mejorar su atención”.

Se puede acceder al documento desde la página Web de la BPS o bien directamente aquí:

Acute Mental Health Inpatient Competence Framework. Adults and older adults

Artículos Relacionados
Psicólogo, psicólogo clínico y psicólogo general sanitario. ¿Cómo diferenciarlos?
“La idea es que el informe sirva de impulso y referencia para hacer algo que parece fundamental para cuidar de la salud mental en nuestro país”-Entrevista Carmelo Vázquez, Catedrático de la Facultad de Psicología de la UCM
Recomendaciones para la desinstitucionalización de la atención psiquiátrica y la expansión de los servicios comunitarios de salud mental
Profesionales de la Medicina y Enfermería opinan: la incorporación del psicólogo clínico en las REA, un gran salto en la calidad asistencial – Entrevista a profesionales del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete
La Psicología, dentro del nuevo Marco estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria
Estudio de derivaciones de Atención Primaria a centros de Salud Mental en pacientes adultos en la Comunidad de Madrid