Un 44% de las personas con daño cerebral adquirido acude a las asociaciones para recibir servicios de rehabilitación ante la escasez de oferta asistencial en el sistema sanitario público. Así lo reconoce FEDACE, una asociación que tiene como misión apoyar a las personas con Daño Cerebral Adquirido y a sus familias, en el documento titulado Buenas prácticas e innovación para mejorar la calidad de vida de las personas con daño cerebral adquirido y sus familias.

El documento se ha elaborado con el objetivo de dar a conocer buenas prácticas asistenciales en la atención a estas personas y sus familias, de forma que pueda ser utilizado como guía para la puesta en marcha de programas en esta dirección. De esta manera, el documento ofrece información detallada para la elaboración de proyectos eficaces de mejora de la autonomía personal, de intervención comunitaria, de atención a familiares de personas con daño cerebral y gestión de recursos especializados.

Fuente: www.pexels.com Artista:
SAM LIN Fecha descarga: 27/11/2020

El cuaderno se divide en los siguientes capítulos:

  • Concepto de buena práctica en la atención a personas con daño cerebral y sus familias. Sugerencias para su identificación, compilación y difusión, en el que se definen los requisitos que deben tener los programas de intervención con personas con daño cerebral adquirido y sus familias.
  • Áreas de Intervención del movimiento asociativo Daño Cerebral FEDACE, donde se detallan los tipos de servicios prestados desde estas asociaciones.
  • Buenas Prácticas en las Áreas de Intervención del movimiento asociativo Daño Cerebral FEDACE, en el que se detalla paso a paso cómo diseñar proyectos de calidad en los diferentes campos de actuación (autonomía personal, intervención comunitaria, atención a familiares y gestión de recursos especializados).
  • Conclusiones y anexos, que incluyen protocolos para el diseño y evaluación de buenas prácticas en la atención a personas con daño cerebral adquirido.

Tal y como se explica en el documento, los programas de atención a personas con daño cerebral adquirido y sus familias deben contar con la participación activa de las personas interesadas, deben establecerse desde un enfoque interdisciplinar y de evaluación continua de las necesidades, involucrar a las familias en el apoyo a las personas con daño cerebral adquirido, adaptarse a las peculiaridades y necesidades de cada familia, tener en cuenta la perspectiva de género y desarrollarse en entornos comunitarios y normalizados para la adecuada integración de estas personas.

Se puede acceder al documento en el siguiente enlace:

Buenas prácticas para mejorar la calidad de vida de las personas con daño cerebral y sus familias

Artículos Relacionados
El Defensor del Pueblo subraya el rol fundamental de la Psicología en la atención del daño cerebral adquirido, especialmente en la infancia y la adolescencia
Se propone una PNL para incluir la rehabilitación cognitiva en el tratamiento a pacientes con déficit funcional recuperable
Guía psicoeducativa sobre Daño Cerebral Adquirido
Aprobada PNL orientada a especificar los tratamientos de rehabilitación cognitiva, conductual y emocional a pacientes con déficit funcional recuperable